Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

La guillotina

Se abrió de golpe la puerta que daba acceso a la habitación de la colada. De allí salió mamá con cara de enfadada.

– ¿Qué te dije de desmembrar a tus amiguitos Damian?

El niño no supo que decir, odiaba contrariar a su madre, ya que era la persona a la que más admiraba en el mundo.

– Lo siento – terminó por decir con la cabeza gacha.

– Ay hijo mío, nunca aprenderás… Antes de desmenbrarles tienes que cubrirlo todo con plásticos, como te enseñé. No querrás que venga la policía para ver qué has hecho con sus niñitos, ¿verdad?

Cabal, Clive Baker

Autor:Clive Barker

Año de publicación:1988

Género:Terror, fantasía


Sinopsis:Aaron Boone es un hombre atormentado por espantosas pesadillas. Su psicólogo, el doctor Decker le esnseña unas fotografías que muestran el resultado de unos horrendos crímenes. Boone termina convencido de que es el autor de tales atrocidades, y comprende que en el mundo no hay lugar para él. Más tarde descubrirá que estaba equivocado, también existe un sitio para gente de su condición. Ese lugar es Midian, un terrible y legendario lugar que alberga entre sus muros a las Razas de la Noche. El descubrimiento de Midian desencadenará los acontecimientos, y quebrará la paz de aquel siniestro lugar.

Misery, Stephen King

Autor:Stephen King

Fecha de publicación:8 de junio de 1987

Género:Suspense, terror

Premios:Bram Stoker (1987)


Sinopsis: Misery es una novela que habla sobre la obsesión y la locura. Un escritor (Paul Sheldon), tras sufrir un  grave accidente con su camioneta de viaje hacia Los Angeles, recobrará el sentido en una apartada casa en el estado de Colorado. La propietaria es una antigua enfermera con un pasado turbio, pero que se destapará como la fan número uno del escritor. Este hecho junto a la extraña personalidad de la mujer, desencadenarán unos acontecimientos que cambiarán por completo la vida del escritor.

Zicatrizes, libro 1º, capítulo III: Zeporro

- ¿Qué le has contado a tu mujer? - preguntó  Ben.
- Nada, que he pillado la varicela. Es lo primero que se me ocurrió - respondió Víctor.
- ¿Y se lo ha tragado?
- A la fuerza, con la mala pinta que tengo. De todas formas llevaba tal cabreo conmigo que no sabría decirte.
- Ya se le pasará, además, con la muerte de su madre, estará muy afectada.

Zicatrizes, libro 1º, capítulo II: Zerda

- Ahora que estamos a punto de convertirnos en zombis, tengo que confesarte algo - dijo Víctor.

- ¿Y tiene que ser ahora? Mira que tengo cosas de las que preocuparme, o despreocuparme, según se mire. Bueno, a tomar por culo. ¿Qué me vas a contar?

- Me da mucha vergüenza, pero ha sido un secreto desde hace muchos años, y tengo ganas de soltarlo. Joder, que dentro de unos días se me caerá la polla a cachos.

- Pues tú tienes suerte que todavía tienes una. A mí explotó ayer como si fuera un grano de pus.

Zicatrizes, libro 1º, capítulo I: Zipote

– Bueno, que era eso tan importante que tenías que decirme – dijo Víctor apenas se hubo sentado a la mesa.
– Mira, te lo voy a soltar a bocajarro, sin paños calientes – Ben hizo una pausa para dar un sorbo a la Mahou que le habían servido en una jarra –. Una zombi me mordió la polla. Menos mal que tenía unas gomas elásticas. Me las puse en la base del nabo a modo de torniquete y detuve la infección. Sino ahora estarías hablando con un zombi come cerebros.
Estiró su brazo hasta alcanzar sus partes, y las acarició por encima del pantalón como si fueran un cachorro.
– ¡Joder! Se me ha encogido solo de escucharte – dijo Víctor con sincera camaradería.