Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Tiempos de muerte

    –Un cúmulo de acontecimientos nos ha arrastrado hasta esta embarazosa situación.–En efecto, no hubiera podido expresarlo con mayor precisión – asintió el hombre que le apuntaba con un revólver.    –Agradezco sus palabras. Como narcisista que soy, el halago me reconforta, me colma de confianza – sus ojos brillaron como una fogata de campamento en la oscuridad de la noche –. Aunque reforzar mi confianza, quizás sea un error por su parte, dadas las circunstancias.    –Le agradezco el consejo. Intentaré no acrecentar su ego desde este preciso momento.

El pozo del averno

-I-
– ¿Qué ves? ¡Vamos, dinos algo!

– No consigo ver nada. Bajadme un poco más, agarradme fuerte los tobillos – respondió una voz apagada por la tierra que le rodeaba.

Sus dos amigos se esforzaron un poco más por bajarle todo cuando les fuera posible. El sudor bañaba sus frentes y la tierra húmeda por el rocío de la mañana se les pegaba al cuerpo y a la ropa. Ya se habían ganado una buena regañida de parte de sus padres, así que no les importaba ensuciarse un poco más. 

– Dicen que un par de niños murieron aquí. El pozo se los trago – una voz adulta habló a espaldas de los muchachos.