Misery, Stephen King

Autor: Stephen King

Fecha de publicación: 8 de junio de 1987

Género: Suspense, terror

Premios: Bram Stoker (1987)


Sinopsis: Misery es una novela que habla sobre la obsesión y la locura. Un escritor (Paul Sheldon), tras sufrir un  grave accidente con su camioneta de viaje hacia Los Angeles, recobrará el sentido en una apartada casa en el estado de Colorado. La propietaria es una antigua enfermera con un pasado turbio, pero que se destapará como la fan número uno del escritor. Este hecho junto a la extraña personalidad de la mujer, desencadenarán unos acontecimientos que cambiarán por completo la vida del escritor.

Comentario: Como escritor siempre he tenido un sueño común a todos los que nos dedicamos al arte de contar historias, tener fans. Sentir que tu trabajo es reconocido por los lectores, saber que desean fervorosamente que llegue a  las librerías tu próxima novela. Sí, todo esto parece un sueño pero, ¿y si se convirtiese en una pesadilla?

Así comenzó todo, en un vuelo hacia Londres. Mientras Stephen King echaba una cabezadita, tuvo una pesadilla. Un escritor de éxito sufría un accidente tráfico, y era encontrado por su fan número uno en la cuneta. Este buen samaritano lo llevaba a su casa, y allí lo retenía obligándole a escribir una nueva novela. Cuando despertó de la pesadilla, King tomó buena nota en una libreta  y se lanzó a escribir la novela. 

No es una novela larga, y para nada aburrida. Tiene un ritmo muy ágil durante toda la trama, y eso que casi toda la historia transcurre en una habitación y con tan solo dos personajes. En mi opinión, es muy disfrutable tanto para los lectores habituales del género, como para los neófitos. Así que si algún "novato" quiere iniciarse en este mundillo del terror,  creo que es un libro muy recomendable. 

El gran mérito de esta novela es urdir una trama con tal escasez de personajes. Si bien hacia final del libro aparece alguno más, el peso completo de la historia recae sobre los dos protagonistas, el escritor Paul Sheldon y la enfermera Annie Wilkes. Y realmente, cuando te sumerges en la trama, no necesitas a nadie más, quizás eché en falta un poco de protagonismo por parte de Misery, la cerda de Annie, pero tan solo porque mi mente deseaba que participara en la fiesta de dolor de Paul.

Aunque los dos personajes van evolucionando a lo largo de la novela, debo reconocer que el personaje de Annie es el plato estrella. Quizá sea porque la historia está narrada desde el punto de vista de Paul, o simplemente porque es un personaje de los que dejan huella. Cada vez que se descubría algún dato sobre el pasado de la enfermera se me helaba la sangre. Pero es un personaje con claroscuros, y a su modo, resulta tierna y adorable. 

En fin, una novela muy recomendable, con un argumento sólido, y con un final angustioso. Aunque yo no la calificaría como una historia de terror al uso. Si bien hay algunas escenas terroríficas, la atmósfera general de la novela es de suspense. 
Publicar un comentario