Traspasando los sueños

30/10/2014

Sentí su tacto en la oscuridad. Era frío e hiriente. Su respiración me golpeaba el rostro. Me obligó a ladear la cabeza para poder soportar el olor. 

Aquel monstruo había traspasado mis sueños. Quise volver a dormirme para escapar de esta pesadilla. Sería mi último sueño. Pero sería un sueño apacible, porque ahora, Él habitaba en el mundo real. Al fin todo terminaría.

Me armé de valor y encendí la luz de la mesilla para mirarle cara a cara antes de morir. Comencé a reír como un loco. Mi perro estaba ansioso por salir a pasear.


1º Concurso "Microterror" - Círculo de escritores

Publicar un comentario